*/google Analytics agregado Mauricio Herrera cel.983418083 mha2000@gmail.com/tecnologia@comunidad-org.cl


Casado y padre de dos hijos, oriundo de Viña del Mar y scout durante 17 años, Hans viene recién llegando de Londres, donde estuvo un año realizando un Master en Innovación y Emprendimiento Social. Antes de esto, se desempeñó como Gerente de marketing en la Protectora de la Infancia, organización miembro de la Comunidad.

¿Cuál es tu visión sobre la Sociedad Civil en Chile?

Desde mi punto de vista, la Sociedad Civil desempeña un rol clave, fomentando el desarrollo económico, social, político y medioambiental del país. Con su mirada independiente, puede ser contraparte, fiscalizador y aliado del sector público y privado, llenando espacios a los que el gobierno no puede llegar, especialmente los concernientes a materias de cobertura, innovación y visibilización de temas de interés público.

¿Cuál es para tí la importancia de la colaboración?

Para mí la colaboración es el mecanismo más elevado de organización y consecución de objetivos. Con ella somos capaces de dejar el beneficio propio en pos de un bien mayor, de manera respetuosa y sustentable. Para que ocurra, se requiere confianza y asumir los costos que conlleva, pero soy un convencido de los beneficios que aporta en términos de legitimidad, fuerza, y alcance para la obtención de los objetivos últimos, como sería la erradicación de la pobreza y exclusión social en el caso de nuestra Comunidad.
¿Cómo llegaste a la Comunidad y qué te motivó de ella?

Llegué a la Comunidad invitado por la Protectora de la Infancia, organización en la que tuve la oportunidad de trabajar a cargo del área comercial, marketing y voluntariado. En ese momento, pude ver cómo la competencia por fondos puede debilitar el trabajo de la sociedad civil y alejarnos de nuestras causas.

Motivado por este descubrimiento, el 2017 partí a Londres a realizar un Master en Innovación Social para estudiar modelos asociativos sustentables que permitan apoyar a organizaciones desde la colaboración. Con los conocimientos adquiridos allí, puedo decir con certeza que mi llamado a las organizaciones es a seguir construyendo este espacio, a conocernos y apostar por la colaboración para construir el Chile que soñamos.