En 1952 nace la Fundación de Vida Rural de la Pontificia Universidad Católica de Chile, organización con compromiso evangelizador que a través de la entrega de educación y capacitación atiende a personas con dificultad para acceder a mejores condiciones de vida, en especial aquellas vinculadas al ámbito rural, con el fin de contribuir a la superación de la pobreza.

El año 2006 la Fundación de Vida Rural crea la Fundación de Capacitación Vida Rural UC para gestionar nuevos proyectos de capacitación social, en base a un modelo de articulación público-privado, que le permite contar con el apoyo de una amplia red de instituciones para apalancar recursos y colaborar con acciones en los sectores más necesitados acorde a las políticas de desarrollo del país.