La Corporación Crédito al Menor es una institución de beneficencia creada por el personal del BCI para apoyar a menores de extrema pobreza y riesgo social. Esta es la historia de más de 2000 funcionarios del BCI y sus filiales que creyeron en un sueño y, a través de los años, lo hicieron realidad apoyados entusiastamente por su empresa.

En diciembre de 1990 el Banco y su personal decidieron crear un lugar de acogida a niñas de extrema pobreza con problemas familiares, donde predominara el amor, la dedicación hacia ellas y el compromiso de educarlas hasta convertirlas en mujeres de verdad.
En 1991 esta idea se constituye en la Corporación Crédito al Menor, entidad sin fines de lucro. Previo a ello, personal voluntario del Banco se dedicó a investigar en los juzgados y en las instituciones de beneficencia, cuál era la mejor forma de lograr enfrentar el problema social que los inquietaba: las menores en situación de riesgo social que transitoriamente no pueden vivir con sus familias. Después de un año, la idea ya estaba clara y pusieron manos a la obra.

Actualmente, la misión de la Corporación se fundamenta en la familia como la primera y principal responsable de asegurar y responder a los derechos de los niños y, principalmente, su derecho al desarrollo integral. Basado en los anterior, la institución asume un rol protector en forma transitoria para trabajar fuetemente en lograr la integración familiar y social de los niños vulnerados en sus derechos. Esto a través del desarrollo de políticas sociales y de programas especializados sustentados en la promoción y respeto de los niños como personas.