*/google Analytics agregado Mauricio Herrera cel.983418083 mha2000@gmail.com/tecnologia@comunidad-org.cl

04 de junio de 2020.- Como una manera de ir en apoyo de los grupos más vulnerables de nuestro país frente a la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19, tres destacadas economistas presentaron ante representantes y miembros de las organizaciones de la sociedad civil agrupadas en el Nuevo Pacto Social las propuestas que elaboraron en conjunto con el Colegio Médico (Colmed) en materia económica y social

En el encuentro participaron la presidenta del Colmed, Izkia Siches; las académicas Claudia Martínez y Claudia Sanhueza, y la economista y presidenta del directorio de la Fundación Superación de la Pobreza – SERVICIO PAÍS, Andrea Repetto. 

Dentro de las principales propuestas, se plantea la posibilidad de utilizar el saldo del Fondo de Estabilización Económico y Social (FEES) a fines de marzo –USD 12 mil millones o 5% del PIB– como marco de referencia para definir lo que se podría gastar durante los próximos 18 meses, por encima de lo ya anunciado por el gobierno y su regla fiscal. 

En esta misma línea se reitera, que Chile tiene espacio para endeudarse. A pesar de ello, el desafío fiscal de mediano plazo es complejo por lo que los aumentos de gasto para paliar la pandemia deben ser transitorios, aunque no necesariamente de corta duración. 

Lo anterior se relevó durante la presentación, donde se enfatizó la necesidad de lograr urgente un acuerdo nacional que pueda dar mayor claridad a los hogares y a las empresas, con una estrategia clara, concreta y creíble. Además, señalaron que estas propuestas deben enfocarse en el 80% más vulnerable, que considere el aumento de la pobreza a raíz de la crisis sanitaria. 

En relación al aumento de gastos para paliar la pandemia, Andrea Repetto señaló que “uno de nuestros mensajes más importantes es que creemos que se puede hacer más. Si bien hay problemas de sostenibilidad fiscal, si hacemos esto con montos razonables que pueden alcanzar un grupo importante de familias, también al mismo tiempo podemos resguardar esos problemas”. 

Por lo tanto, la propuesta significa que se podría gastar, cada mes y en promedio, USD 670 millones por encima de lo ya comprometido, y que se podría financiar paquetes de ayuda importantes a las familias. 

La economista añadió que “otro de nuestros mensajes es que aquí tenemos que llegar a acuerdos, porque se necesita hacer con mucha agilidad todo esto. A veces nos da un poco de impaciencia todo esto, sobre todo a las organizaciones sociales que conocen sus realidades, saben exactamente cuáles son las circunstancias y los apoyos”.