Más de 50 organizaciones se reunieron el pasado 15 y 16 de noviembre en la región de Valparaíso en el marco del II Encuentro de la Supramesa de Infancia, instancia que reúne a las Mesas de Infancia de la Comunidad de las regiones de Antofagasta, Valparaíso, Metropolitana y Araucanía.

Este encuentro marcó un hito importante en diversas dimensiones:

  • Fortalecimiento del trabajo participativo y representativo de nuestras mesas.
  • Re afirmación del compromiso de incidencia y del énfasis colectivo en éste, respondiendo a la diversidad de los territorios y sus necesidades.
  • Fortalecimiento del sentido de ser comunidad desde la invitación que la Comunidad ha realizado desde el día de su fundación. Esto implica encontrarnos, escucharnos, legitimarnos mutuamente construyendo confianzas y sentido de un todo más allá de la tarea específica de cada organización.

A su vez, se obtuvieron grandes resultados, dentro de los cuales destacan los siguientes:

  • Ratificación del propósito de la Supramesa: ”Contribuir al bienestar y desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes con enfoque de DDHH, a través de una Red de colaboración y cooperación basado en la confianza, para incidir en la transformación de nosotros mismos, nuestras organizaciones, las comunidades, las instituciones, las políticas públicas y la sociedad en su conjunto, desde un enfoque de DD.HH y de la convención internacional de los derechos de los niños, niñas y adolescentes”.
  • Actualización de procesos y resultados de las subcomisiones de “Promoción y prevención” y de “Calidad”, ambas conformadas por representantes de las 4 mesas.
  • Definición de los énfasis de trabajo colectivo de acuerdo al propósito y a la Convención de DD.HH. y de Convención de los derechos de los niños, niñas y adolescentes.
  • Construcción de una declaración pública abordando la vulneración de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en La Araucanía y la negativa de parlamentarios a aumentar los recursos para las residencias de NNA.

Por último, el encuentro fue evaluado positivamente por las organizaciones asistentes, no sólo por el contenido y la calidad, si no también por la acogida y gestión de la Mesa de la Región de Valparaíso como anfitriona y por el espacio abierto, transparente, constructivo y propositivo.

Como Comunidad estamos muy orgullosos de lo logrado, lo cual es parte de un proceso que debe continuar para su fortalecimiento y la incidencia. La empatía, el sobrecogimiento, la alegría, optimismo y el compromiso fueron el sello de esta instancia.