Ya fueron seleccionados los 100 emprendimientos de la comuna que participarán del Programa Capital Semilla Innova Pudahuel, en el cual los emprendedores podrán desarrollar sus competencias y obtendrán un capital semilla para consolidar su negocio en el mercado. Todo esto con el impulso y apoyo de la Ilustre Municipalidad de Pudahuel.

Para esta cuarta versión del Programa y conforme a los buenos resultados obtenidos en sus versiones anteriores, se logró ampliar el cupo en 31 personas más que el año anterior.

El Proyecto ya comenzó a ejecutarse en el Centro de Emprendimiento y Desarrollo Barrancas, de la Fundación Trabajo para un Hermano y contará con una etapa de capacitación de un total de 56 horas, inversión y asesorías. Se espera que en ese transcurso de tiempo, los participantes adquieran los conocimientos y las herramientas necesarias para formular su plan de negocio desde una mirada innovadora y acorde al mercado al cual quieren dirigir sus productos; y así finalmente consolidar y desarrollar su microempresa.

Así lo destaca Irma Gamboa, participante del año anterior “Lo que más me sirvió fue aprender a los gastos fijos y variables. Yo antes compraba 50mil y era todo lo que yo sabía. Ahora se ver si me queda utilidad o no.  Los conocimientos que adquirí permitieron que me vaya mejor en las ventas y en la promoción.”

Ana Holstein, por su parte, agradece el aporte de capital que le permitió modernizar su negocio: “. Mis máquinas eran muy básicas, me demoraba más y era más lento. Pero con las máquinas nuevas ando como avión. Compré una recta industrial una plancha industrial y una cortadora eléctrica de telas”

El apoyo financiero que ha otorgado la Municipalidad de Pudahuel a los emprendedores ha sido indispensable para su crecimiento, puesto que la adquisición de los bienes se ha reflejado en un aumento en ventas o producción.

En su última versión, la gran mayoría de los beneficiados invirtió el capital semilla otorgado por la Municipalidad en adquisición de maquinarias y herramientas. Esto, sumado a los conocimientos entregados por la Fundación, les permitió aumentar el promedio del ingreso autónomo de $226.449 a $301.382.

Pero no sólo en cuanto a ingresos pudieron mejorar, además el 80% de las personas beneficiadas diseñó nuevos productos y el 95% de ellas aumentó su capacidad productiva. Muchos de ellos además lograron formalizarse o iniciar el proceso de formalización.

Se demuestra así cuán importante resulta ser que las Municipalidades también desarrollen políticas de fomento al microemprendimiento. Estos programas resultan ser un apoyo a las políticas públicas gubernamentales, logrando que a aquellas personas que han quedado fuera del sistema, también tengan la posibilidad de sacar adelante sus negocios.